Esclerosis Multiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad degenerativa crónica del sistema nervioso central que causa inflamación, debilidad muscular y una pérdida de la coordinación motora. Con el tiempo, los pacientes con EM suelen tener una discapacidad permanente y, en algunos casos, la enfermedad puede ser fatal.

Los informes clínicos y anecdóticos de la capacidad de cannabinoides para reducir los síntomas relacionados con la EM, como el dolor, la espasticidad, la depresión, la fatiga, y la incontinencia son abundantes en la literatura científica.[1-12] En concreto, los investigadores de la Universidad de California en San Diego reportaron en 2008 que inhalar el cannabis reduce significativamente las medidas objetivas de la intensidad del dolor y la espasticidad en pacientes con esclerosis múltiple en un ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo. Llegaron a la conclusión de que “el cannabis fumado fue superior al placebo en la reducción de la espasticidad y el dolor en pacientes con esclerosis múltiple y proporciona algún beneficio más allá del tratamiento prescrito actualmente”. [13] cannabis inhalado dieron resultados similares en un ensayo aleatorizado en 2012, controlado con placebo de pacientes con EM que no respondían a la terapia convencional. Ese estudio, publicado en la Revista de la Asociación Médica Canadiense, concluyó, ” el cannabis fumado era superior al placebo en los síntomas y la reducción del dolor en pacientes con espasticidad resistente al tratamiento “. [14] No es sorprendente que los pacientes con esclerosis múltiple suelen informar la participación en terapia de cannabis, [15] con una encuesta que indica que casi uno de cada dos pacientes con EM utilizan el fármaco terapéuticamente.[16]

Otros estudios sugieren que los cannabinoides también pueden inhibir la progresión de la EM además de retardar la progresión de los síntomas. En la edición de la revista Brain julio de 2003, investigadores de la University College de Instituto de Neurología de Londres informó que la administración del agonista cannabinoide sintético WIN 55,212-2 proporciona “neuroprotección significativa” en un modelo animal enfermo de esclerosis múltiple. “Los resultados de este estudio son importantes porque sugieren que, además de manejo de los síntomas, el cannabis también puede ralentizar los procesos neurodegenerativos que finalmente conducen a la discapacidad crónica en la esclerosis múltiple y, probablemente, otra enfermedad”, concluyeron los investigadores. [17] investigadores españoles en 2012 reportaron hallazgos similares, documentando que “el tratamiento de ratones con EM con el agonista cannabinoide WIN55 ,512 – 2 reduce su discapacidad neurológica y la progresión de la enfermedad”. [ 18 ]

Los investigadores también han informado de que la administración de THC oral puede estimular la función inmunológica en pacientes con EM. “Estos resultados sugieren potencialmente modificar la enfermedad pro-inflamatoria de los cannabinoides para la EM”, concluyeron. [19]

Los datos clínicos reportados en 2006 a partir de un estudio abierto ampliado de 167 pacientes con esclerosis múltiple descubrieron que el uso de extractos de plantas enteras de cannabinoides alivian los síntomas de dolor, la espasticidad y incontinencia de vejiga durante un período prolongado de tratamiento (la duración de las participantes en el estudio media fue de 434 días ) sin necesidad de materias para aumentar su dosis. [20] los resultados de un ensayo de extensión abierta de dos años por separado en 2007 también informó que la administración de extractos de cannabis se asoció con reducciones a largo plazo en el dolor neuropático en algunos pacientes con EM. Por término medio, los pacientes en el estudio requieren menos dosis diarias de la droga e informaron puntuaciones de dolor más bajas la mediana ya la tomaron. [21]

En los últimos años , los reguladores de salud en Canadá, Dinamarca , Alemania, España y el Reino Unido han aprobado el uso de prescripción de cannabis extractos de plantas para el tratamiento de síntomas de la esclerosis múltiple. Al escribir estas líneas, la aprobación regulatoria en la Unión Europea y en los Estados Unidos aún sigue pendiente.

REFERENCIAS

[1] Chong et al. 2006. Cannabis use in patients with multiple sclerosis. Multiple Sclerosis 12: 646-651.

[2] Rog et al. 2005. Randomized, controlled trial of cannabis-based medicine in central pain in multiple sclerosis. Neurology 65: 812-819.

[3] Wade et al. 2004. Do cannabis-based medicinal extracts have general or specific effects on symptoms in multiple sclerosis? A double-blind, randomized, placebo-controlled study on 160 patients. Multiple Sclerosis 10: 434-441.

[4] Brady et al. 2004. An open-label pilot study of cannabis-based extracts for bladder dysfunction in advanced multiple sclerosis. Multiple Sclerosis 10: 425-433.

[5] Vaney et al. 2004. Efficacy, safety and tolerability of an orally administered cannabis extract in the treatment of spasticity in patients with multiple sclerosis: a randomized, double-blind, placebo-controlled, crossover study. Multiple Sclerosis 10: 417-424.

[6] Zajicek et al. 2003. Cannabinoids for treatment of spasticity and other symptoms related to multiple sclerosis: multicentre randomized placebo-controlled trial [PDF]. The Lancet 362: 1517-1526.

[7] Page et al. 2003. Cannabis use as described by people with multiple sclerosis [PDF]. Canadian Journal of Neurological Sciences 30: 201-205.

[8] Wade et al. 2003. A preliminary controlled study to determine whether whole-plant cannabis extracts can improve intractable neurogenic symptoms. Clinical Rehabilitation 17: 21-29.

[9] Consroe et al. 1997. The perceived effects of smoked cannabis on patients with multiple sclerosis. European Journal of Neurology 38: 44-48.

[10] Meinck et al. 1989. Effects of cannabinoids on spasticity and ataxia in multiple sclerosis. Journal of Neurology 236: 120-122.

[11] Ungerleider et al. 1987. Delta-9-THC in the treatment of spasticity associated with multiple sclerosis. Advances in Alcohol and Substance Abuse 7: 39-50.

[12] Denis Petro. 1980. Marijuana as a therapeutic agent for muscle spasm or spasticity. Psychosomatics 21: 81-85.

[13] Jody Corey-Bloom. 2010. Short-term effects of cannabis therapy on spasticity in multiple sclerosis. In: University of San Diego Health Sciences, Center for Medicinal Cannabis Research. Report to the Legislature and Governor of the State of California presenting findings pursuant to SB847 which created the CMCR and provided state funding. op. cit.

[14] Corey-Bloom et al. 2012. Smoked cannabis for spasticity in multiple sclerosis: a randomized, placebo-controlled trial. CMAJ 10: 1143-1150.

[15] Clark et al. 2004. Patterns of cannabis use among patients with multiple sclerosis. Neurology 62: 2098-2010.

[16] Reuters News Wire. August 19, 2002. “Marijuana helps MS patients alleviate pain, spasms.”

[17] Pryce et al. 2003. Cannabinoids inhibit neurodegeneration in models of multiple sclerosis. Brain 126: 2191-2202.

[18] de Lago et al. 2012. Cannabinoids ameliorate disease progression in a model of multiple sclerosis in mice, acting preferentially through CB(1) receptor-mediated anti-inflammatory effects. Neuropharmacology [E-pub ahead of print]

[19] Killestein et al. 2003. Immunomodulatory effects of orally administered cannabinoids in multiple sclerosis. Journal of Neuroimmunology 137: 140-143.

[20] Wade et al. 2006. Long-term use of a cannabis-based medicine in the treatment of spasticity and other symptoms of multiple sclerosis. Multiple Sclerosis 12: 639-645.

[21] Rog et al. 2007. Oromucosal delta-9-tetrahydrocannabinol/cannabidiol for neuropathic pain associated with multiple sclerosis: an uncontrolled, open-label, 2-year extension trial. Clinical Therapeutics 29: 2068-2079.